¡El 15% de los franceses no usan Internet!

¡El 15% de los franceses no usan Internet!

El choque: ¡este número puede parecer sorprendente!

Esta es la realidad comunicada por las cifras oficiales del INSEE en su estudio INSEE PREMIÈRE n°1780 publicado el 30 de octubre de 2019 tras la encuesta anual de hogares sobre las tecnologías de la información y la comunicación.

De hecho, el INSEE nos dice que los franceses no son todos iguales en cuanto a la información, sobre todo en dos puntos. La primera radica en el acceso a esta información mediante el uso de las herramientas específicas actuales (computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas) y la segunda radica en el aprendizaje y la adquisición de las habilidades para utilizar estas herramientas.

Antes de seguir adelante, el tema de las desigualdades digitales está relacionado con otras cuestiones que no abordaremos aquí, como los riesgos vinculados al aislamiento, las políticas públicas que deben aplicarse para luchar contra la brecha digital, la forma en que las marcas tienen en cuenta estas realidades, todas las cuestiones relacionadas con la economía de la plata, etc. Otros blogs tratan estos temas mucho mejor que nosotros.

Nuestro artículo se centrará en las desigualdades en el acceso a la información y en las habilidades necesarias para utilizar las herramientas de hoy en día. En particular, lo que nos interesará es saber quiénes son las personas para las que lo digital es un obstáculo en su vida cotidiana y cómo hacer que se beneficien de los servicios que ofrece lo digital.

La Pregunta: ¿Quiénes son estas personas?

En el cuadro anterior, titulado «equipo, utilización de la Internet y capacidad digital», se presenta la utilización y el equipo de la Internet según diferentes criterios sociodemográficos. Si observamos algunas de estas cifras, observamos que más de una persona de cada dos de 75 años o más no tiene acceso a Internet en su casa y, por lo tanto, no utiliza Internet. La propia generación de los baby boomers se ve afectada por esta realidad, ya que uno de cada cuatro de ellos tampoco ha utilizado Internet durante el año, aunque uno de cada seis tiene el equipo para hacerlo. Para el resto de la población, la tendencia se invierte completamente, ya que menos del 3% de los jóvenes de 15 a 44 años no han utilizado la Internet durante el año. No obstante, estos 3% siguen siendo intrigantes y sería interesante ver cómo evolucionan a lo largo del tiempo para saber si constituyen un umbral de resistencia que puede explicarse por diferentes factores (zonas blancas, exclusión voluntaria, etc.). 

En cuanto al nivel de educación, es también un indicador clave para comprender este fenómeno. Según una intuición general, es más probable que quienes tienen un nivel de educación más bajo no hayan utilizado la Internet durante el año. Cuanto menor sea el número de diplomas escolares, menos eficaz será el uso de Internet.

Cabe señalar también que las mujeres están más preocupadas por la no utilización de Internet y, en general, por lo que el INSEE denomina «antiestrés».

«En 2019, el 15% de las personas de 15 años o más no usaron Internet durante el año»

En conclusión, podemos deducir de este cuadro varios ejes explicativos para identificar a las personas que no utilizan Internet:

  • La generación pre-bebé boomer es la principal afectada.
  • La educación es una causa real de esta desigualdad.
  • El entorno profesional le permite estar conectado al mundo digital
  • En general, entre las edades de 15 y 59 años, poseer equipo implica usar la Internet.
  • Parece haber una barrera del 3% de no usuarios de Internet en los grupos de edad más jóvenes.

EL PROBLEMA REAL: La falta de competencia en este canal

La «jungla de Internet» es una metáfora que muchos franceses pueden pensar ya que el 24% de la población todavía no puede obtener información en Internet según el INSEE. Esta cifra se desglosa de la siguiente manera: el 9% de los usuarios de Internet se sienten realmente incompetentes bien y el 15% restante son no usuarios de Internet.

Si miramos con más detalle, encontramos que incluso entre los usuarios de Internet, el 33% no puede informarse sobre los productos y servicios y el 49% no puede buscar información administrativa.

«Una de cada cuatro personas no sabe cómo obtener información y una de cada cinco no puede comunicarse a través de Internet.»

Los planes de reducción de estas desigualdades puestos en marcha por el Estado y la contribución de los operadores para cubrir el territorio de acceso a Internet son un primer paso en la lucha contra el analfabetismo. También se plantea la cuestión de la alternativa a la Internet, en particular para las poblaciones más expuestas al analfabetismo. Hoy en día, y este es nuestro sentimiento personal, este fenómeno es a menudo subestimado por la mayoría de los actores digitales, aunque la mayoría de las principales empresas del mercado de París están en proceso de construcción de un discurso que hace hincapié en la inclusión digital. En The Mobile Concept, nuestro ADN es precisamente aportar soluciones a este problema ayudando a las personas que no utilizan Internet a acceder a los servicios para los que Internet es un requisito previo. Creamos puentes entre la web y otros canales con los que estas personas excluidas digitalmente se sienten más cómodas, uno en particular: la voz.

En cada uno de nuestros servicios, nos esforzamos por crear interfaces de voz que permiten a los usuarios encontrar la misma información que en Internet, pero a través de la voz. Por ejemplo, la información de un programa de televisión disponible en todas partes en la Internet será objeto de un servicio particular con nosotros con una interfaz de voz diseñada específicamente para este uso.

Si quiere saber más sobre nuestro enfoque, por favor, póngase en contacto con nosotros a través del chat o a través del formulario.

 

Fuente: INSEE Première n° 1780 de octubre de 2019 en https://www.insee.fr/fr/statistiques/4241397 descargable aquí